El FMI admite “notables fallos” en el plan de rescate a Grecia

Thomsen_an-egg-for-Pooul-Thomsen

Caricatura alusiva al “ataque” con huevos contra Poul M. Thomsen, jefe de la misión del FMI para Grecia, en septiembre de 2012. Thomsen ha sido una de las personalidades del FMI que ha hecho autocrítica sobre aspectos del plan de rescate al país balcánico.

Para completar información sobre el mea culpa entonado por el FMI, léase:

El Fondo Monetario Internacional admite “notables fallos” en el plan de rescate a Grecia

  • Subestimó los efectos negativos de las políticas de austeridad en el país
  • La economía se enfrentó a una recesión mucho más profunda de lo previsto
  • “La deuda pública superó las proyecciones del programa por largo margen”
  • Por su parte, la Comisión Europea ha defendido su gestión de la crisis

EFE / RTVE, 6 de junio, 2013

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha admitido “notables fallos” en el diseño del primer plan de rescate a Grecia y ha asegurado que subestimó los efectos negativos de las políticas de austeridad en el país.

“Hubo notables fallos. La confianza de los mercados no se logró restaurar, el sistema bancario perdió el 30% de los depósitos y la economía se enfrentó a una recesión mucho más profunda de lo previsto, con un desempleo excepcionalmente alto”, ha indicado el FMI en un documento de revisión del programa de rescate financiero a Grecia de 2010 que ha sido adelantado en exclusiva por el diario financiero The Wall Street Journal.

En los primeros cálculos del Fondo, la economía griega se contraería un 5,5%, mientras que finalmente lo hizo en un 17% entre 2009 y 2012, y el desempleo previsto fue de un 15%, aunque finalmente alcanzó el 25% en 2012.

Grecia recibió el  primer paquete de rescate financiero internacional por parte de la conocida como troika, formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el propio FMI, por un monto total de 110.00 millones de euros.

“La deuda pública superó las proyecciones del programa por largo margen“, ha agregado el informe.

Retrasos en la reestructuración de la deuda en 2012

Asimismo, Poul Thomsen, jefe de la misión del Fondo para Grecia, ha hecho autocrítica durante una conferencia telefónica sobre los “retrasos” a la hora de gestionar la reestructuración de la deuda en 2012 y ha señalado que si se ésta se hubiera hecho con antelación “se habría reducido la carga del ajuste y sus efectos dramáticos sobre la economía”.

El organismo internacional ha reconocido ahora que “las incertidumbres sobre el rescate eran tan significativas que sus técnicos fueron incapaces de garantizar que la deuda pública era sostenible con un alto nivel de probabilidad”.

Esta cuestión, la sostenibilidad de la deuda pública a medio plazo, es uno de los criterios exigidos por el FMI para respaldar un programa de rescate.

No obstante, ha asegurado que la recesión era “inevitable” dadas las condiciones del país, aunque ha matizado que las políticas de reforma fiscal deberían haber sido aplicadas con “más parsimonia”.

El Fondo ha subrayado, además, la necesidad de “agilizar” el funcionamiento de la troika, dado el “solapamiento de las responsabilidades de las instituciones que la constituyen”.

Por último, el FMI ha recordado que el rescate a Grecia es el mayor de su historia, y que ha comprometido cerca de 30.000 millones de euros.

La CE defiende su gestión de la crisis

Por su parte, la Comisión Europea ha defendido el papel que ha desempeñado en la gestión de la crisis griega y ha rechazado la conveniencia de haber adelantado la reestructuración de su deuda pública a 2010 por el riesgo de contagio.

“La CE no está de acuerdo con algunas de las conclusiones del informe”, ha dicho el portavoz del Ejecutivo comunitario para Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O’Connor, en la rueda de prensa diaria de la institución.

Respecto a la reestructuración de la deuda del país, “el informe ignora en este punto la interconexión que existe entre los países de la eurozona y una quita hubiera podido suponer un contagio sistémico en ese momento y hubiera debilitado el programa” griego, ha afirmado el portavoz.

“Una quiebra sin control de Grecia en 2009 o 2010 (…) creemos que hubiera tenido consecuencias devastadoras no solo para la zona euro, sino para la propia Grecia, y esa es la clave”, ha asegurado.

Respecto a las reformas, O’Connor ha indicado que la crítica del FMI está “simplemente equivocada y no tiene fundamento” y ha defendido que la CE “ha sido una gran impulsora tras la parte de reformas estructurales del programa“. “Hoy, el programa de reformas está en el buen camino y hay claros signos de estabilización y de confianza en Grecia”, ha subrayado.

Anuncios