El retorno de Eurasia: un pequeño manifiesto hecho libro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí los tenéis, prácticamente el plantel al completo: todos grandes viajeros, y sin embargo, pocos se conocen personalmente entre sí. Son los autores de El retorno de Eurasia: Andrés Mourenza, Pablo Martín, Agus Morales, Arturo Esteban, Daniel Iriarte, Carlos González Villa, Juan Sánchez Monroe, Luís Sánchez Segovia, Ana Cárdenes, Carles Masdeu, Nicolás De Pedro, Francisco Veiga

Hoy, día 26 de enero, sale a la calle el primer libro que han escrito conjuntamente los socios de Eurasian Hub. Por una divertida casualidad, la fecha coincide con el cuarto aniversario, casi exacto, de aquel febrero que reunió al primer núcleo de fundadores, sobre el que más tarde se constituiría la asociación.

El retorno de Eurasia es nuestro primer libro en común; posiblemente escribiremos más, o quizá no. Pero lo que si es seguro es que mientras Eurasia Hub siga funcionando, intentaremos nuevos y variados proyectos. Entre nosotros o con colaboradores ocasionales. Trabajaremos sobre el Cáucaso, China, Turquía, los Balcanes, Asia central, Irán. Rusia y todos esos países que nos interesan, entre Berlín y Pekín. El grupo crecerá, o algunos lo abandonarán. Pero El retorno de Eurasia seguirá siendo nuestro pequeño manifiesto.

Aparte de su contenido específico, sus capítulos, apartados, y temáticas, el libro contiene dos grandes mensajes implícitos.

El primero es que el trabajo en cooperación no sólo es posible, sino indispensable. En la actual situación de crisis generalizada, en los inmensos páramos de internet, entre las enormes corporaciones a la deriva, trabajar en solitario o  hacer la guerra por cuenta propia es condenarse al naufragio, al olvido o al extravío. Confiar tan sólo en los antiguos mecanismos de promoción académica o profesional, en becas y subvenciones, puede ser, en muchos casos, tan sólo el espejismo en medio del desierto.

La segunda lectura que ofrece El retorno de Eurasia es más evidente. En los últimos cuatro años, Eurasian Hub ha trabajado en la búsqueda de expertos desconocidos, esos profesionales que en su día atraparon la cultura de países situados en lugares recónditos del mapa, o que justamente ahora empiezan a  hacerlo. Nos hemos llevado algunos chascos, pero los premios han superado a las desilusiones. La conclusión: España parece tener abundante riqueza en esos genios callados y desconocidos, capaces de entender culturas absolutamente ajenas. Si a eso añadimos América Latina, el potencial resulta descomunal. ¿Cuál es el problema? En la mayor parte de los casos, que están en el lugar erróneo y en el momento inadecuado, desempeñando labores en las que no se aprovechan sus potencialidades.

En El retorno de Eurasia hemos aplicado una filosofía que nos ha dado buenos resultados: hemos mezclado a veteranos con bisoños, a expertos reconocidos con otros que, hasta hace poco, estaban en la sombra. Hemos añadido un poco de organización y buena voluntad y, sin hacer esfuerzos descomunales, con mucho espíritu deportivo, hemos sacado adelante una idea. Nos nos hemos hecho ricos (cosa que nos hubiera gustado), pero tampoco nos hemos arruinado. Y sobre todo, hemos aprendido mucho unos de los otros. Durante meses, cada uno de nosotros hemos sido un simple alias en un pequeño foro, desarrollando ideas y métodos de trabajo, apremiándonos y corrigiéndonos.  El resultado es ese libro negro y satinado que están desembalando en las librerías. Puede que hayamos cometido errores en lo que escribimos. Pero nos nos cabe duda de que acertamos en la idea que nos llevó a editarlo. Agradecemos a Manuel Fernández Cuesta haber creído en nuestro sueño.

Eurasian Hub

Anuncios