El gran ferrocarril del Golfo

Aunque en Occidente, la noticia pasó  desapercibida, a comienzos de este mismo otoño el Consejo de Cooperación del Golfo acordó  tender una línea ferroviaria que deberá conectar todos los estados miembros. Después de la sesión inaugural de la XXI Cumbre del CCG, al leer el informe del consejo,  Abdul Rahman Hamad Al Attiya, presidente del mismo,  dijo que la  red ferroviaria inter-CCG se desarrollará con un costo estimado de treinta mil millones de dólares, y se completará a finales de 2017. El señor Al Attiya dijo que los trabajos iniciales del proyecto ya habían comenzado, y que la red ferroviaria será concebida tanto para el transporte de viajeros como de mercancías, a fin de potenciar al máximo la economía de la región.

La primera fase de la red conectará Kuwait, Arabia Saudita, Bahrein y Qatar. La segunda fase unirá  los Emiratos Árabes Unidos y Omán; y el tercero vinculará la red de Emiratos Árabes Unidos a Arabia Saudita. El coste total de la obra será de unos 30 mil millones de dólares y tendrá una longitud total de 2.117 kilómetros. Aunque, como se ha dicho, algunas obras ya se están llevando a término, los trabajos comenzarán de hecho en 2013 y se estima que deberán estar completado para el año 2017. Las empresas consultoras que entran en el proyecto son: Systra, Khatib & Alami Consolidated Engineering y Canarail

Posterioremente, y en una perspectiva más amplia, la red se extendería desde los países del CCG a Jordania, Siria y Turquía. El siguiente paso sería un sistema más amplio, de vinculación con los sistemas de acceso a Europa y Asia, a través de Turquía.

Mientras tanto, los diversos países de la península arábiga, proyectan y desarrollan sus propias redes. Así, Arabia Saudí Ya ha comenzado a trabajar en cuatro proyectos ferroviarios diferentes. Está poniendo el acento en el puente ferroviario de 1.000 kilómetros, entre Oriente y Occidente, desde Yeddah y Damman que deberá unir el Mar Rojo y el Golfo Pérsico. El proyecto constará de dos líneas, la primera de las cuales cubrirá 449 kilometros y transportará pasajeros solamente, mientras que el segundo tramo de más de 556 kilometros,  se dedicará exclusivamente al transporte de mercancías. En conjunto, se estima moverá unos 300 millones de pasajeros y mil millones de toneladas por año.

En Omán,  las autoridades proyectan llevar a cabo un estudio de viabilidad para el tenido de una línea ferroviaria de una de 200 kilómetros que comenzará en Sohar para conectar Barka y la capital, Masqat,  y luego se extendería mucho más hacia el sur, hasta a Duqm donde se está desarrollando el mayor puerto y dique seco de Oriente Medio. Por su parte, Qatar también desarrolla una serie de proyectos nacionales de ferrocarril para la próxima década. Qatari Diar Investment Real State Company, en colaboración con la alemana Deutsche Bahn, ha desarrollado un proyecto  para el sistema ferroviario nacional. Esto incluirá una línea a lo largo de la costa este, que conectaría la terminal de Ras Laffan y Mesaieed, un enlace de alta velocidad de Doha a Bahrein, así como  un enlace para transporte de mercancías en  conexión a la red ferroviaria del CCG. También está previsto un metro para Doha. Y en el pequeño Bahrein, las autoridades A principios de este año, las autoridades anunciaron el estudio para un proyecto ferroviario estadounidense por valor de ocho mil millones de dólares de EE.UU., que debería estar listo para el año entrante. La red sería de 184 kilometros y se desarrollaría en diversas fases hasta el año  2030, contando con trenes ligeros, monorrieles, tranvías y otros sistemas.

Anuncios