Turquía niega apoyo al Frente al Nusra

al-Nusra-Front Milicianos de al Nusra

Turquía niega estar dando apoyo a la milicia extremista Frente al Nusra en sus enfrentamientos con grupos kurdos

Europa Press, 1 de agosto, 2013

El Gobierno de Turquía ha negado este miércoles estar entregando apoyo a la milicia extremista siria Frente al Nusra, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, en el marco de sus enfrentamiento contra los grupos armados kurdos Comités para la Protección del Pueblo Kurdo (YPG) y Liwa Jabhat al Akrad en el norte del país.

Las autoridades turcas han extendido esta negativa al primer ministro de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, según han informado fuentes diplomáticas turcas al diario ‘Hurriyet’.

Ankara ha recalcado en numerosas ocasiones que no aceptará una autonomía kurda de facto en Siria, en un momento en el que se encuentra dialogando con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) para alcanzar una solución política al asunto kurdo en el país.

El territorio histórico del Kurdistán se encuentra actualmente dividido entre Turquía, Irak, Siria e Irán, así como un pequeño enclave ubicado en Armenia, si bien la mayoría está en territorio turco. Distintos grupos kurdos mantienen sus exigencias de independencia o gran autonomía en todas las zonas.

En las últimas semanas se han registrado fuertes enfrentamientos en el noreste del país entre ambos grupos kurdos y la milicia radical islamista siria Frente al Nusra, que está contando con el apoyo del Estado Islámico de Irak y el Levante, que cuenta con combatientes iraquíes y sirios.

En el marco de los mismos, los YPG ha arrebatado el control de varias localidades a los grupos extremistas, incluyendo Ras al Ain, situada en la frontera con Turquía.

Este mismo miércoles, el Frente al Nusra y el Estado Islámico de Irak y el Levante han secuestrado este miércoles a alrededor de 200 civiles kurdos tras hacerse con el control de la localidad de Tel Hasel, ubicada cerca de Alepo.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres y una amplia red de informantes en el país árabe, ha indicado que los milicianos de ambas organizaciones “han saqueado y destruido propiedades” en la ciudad.

La toma de Tel Hasel ha tenido lugar apenas un día después de que los YPG solicitaran “a todo aquel capaz de portar las armas” que se una a sus filas para combatir contra las milicias vinculadas a la organización terrorista Al Qaeda presentes en el país.

“A pesar de nuestras reiterados llamamientos a la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y de la Revolución Sirias (CNFORS) y al Ejército Libre Sirio (ELS) (…), han fracasado a la hora de adoptar una postura clara contra los radicales”, apuntaron.

El comunicado fue publicado horas después del asesinato del miembro del Consejo Superior Kurdo, Isa Huso, quien ha fallecido a consecuencia de la explosión de una bomba ubicada en su vehículo frente a su vivienda en la localidad siria de Al Qamishli, cerca de la frontera con Turquía.

FORMACIÓN DEL YPG

Los YPG, que controla la mayoría de las ciudades kurdas de las provincias de Hasaka y Alepo, está formada por jóvenes del Kurdistán sirio con el apoyo de la Unión Democrática Kurda (PYD) y del Consejo Nacional Kurdo (KNC). Se trata de un grupo insurgente que se ha alzado en armas tanto contra el Gobierno de Bashar al Assad como contra la actual oposición armada siria.

Este grupo armado, que en julio de 2012 se hizo con varias localidades mayoritariamente kurdas de la provincia de Alepo, ha asumido la responsabilidad de garantizar la seguridad de las poblaciones kurdas. Pese a su extracción mayoritariamente kurda, entre sus miembros figuran milicianos árabes descontentos con la actual oposición armada siria.

Las milicias kurdas han aprovechado el actual conflicto armado sirio para reclamar los derechos que les han sido negados durante años por Damasco en el noroeste del país, donde son mayoría.

No obstante, también han expresado su temor de que el triunfo de los movimientos rebeldes no contribuya a la consecución de la ansiada autonomía y han recordado, al respecto, el apoyo dispensado por las autoridades turcas –enfrentadas a sus propios independentistas kurdos– a los insurgentes sirios.

Las reivindicaciones de los kurdos habían sido pacíficas hasta el pasado noviembre, cuando el principal grupo armado rebelde suní, el ELS, entró en la localidad de Ras al Ain, lo que provocó la respuesta armada de los YPG para expulsar del municipio a los rebeldes, a los que acusó de actuar a “las órdenes de Turquía”. El pasado 20 de enero, el YPG firmó una tregua con el ELS después de meses de enfrentamientos.

al_Nusra_incident Croquis de un reciente incidente armado entre combatientes de al Nusra y del YPG kurdo, muy cerca de la frontera turca. fuente: Syria Freedom Forever

Anuncios