Ashton admite preocupación por el espionaje

nsa-eagle

Caricatura: Electronic Frontier Foundation. Puedes leer más en: “Alemania investiga el espionaje de EE.UU.: `Excede todo lo imaginable´. La agencia ultrasecreta NSA interceptó cada mes hasta 500 millones de comunicaciones por teléfono o internet, incluidas las del Gobierno y la cancillería de Merkel”

 

Ashton admite preocupación por el espionaje y dice que EEUU dará explicaciones “lo antes posible”

Europa Press, Bruselas, 30 de junio, 2013

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha admitido que el nuevo caso de espionaje  de Estados Unidos  “constituye claramente un motivo de preocupación” y ha confirmado que Estados Unidos dará explicaciones del caso “lo antes posible” después de que la UE haya reclamado la “clarificación urgente” de la información publicada por ‘Der Spiegel’.

“La Unión Europea está al tanto de las informaciones periodísticas alegando que las instalaciones de la UE han estado bajo vigilancia”, ha manifestado Ashton en un comunicado, en el que deja claro que el nuevo caso de espionaje estadounidense “constituye claramente un motivo de preocupación”.

‘Der Spiegel’ informó el sábado en su página web de que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) espió las oficinas de la Unión Europea en Bruselas (concretamente el edificio Justus Lipsius donde se celebran entre otros las cumbres), Nueva York y Washington y consiguió acceso a redes informáticas internas del bloque, según información filtrada por el extrabajador Edward Snowden.

“En cuanto vimos estas informaciones –explica Ashton en la nota–  el  Servicio Europeo de Acción Exterior contactó con las autoridades de Estados Unidos tanto en Washington DC como en Bruselas para buscar una clarificación urgente de la veracidad y los hechos en torno a estas alegaciones”.

“Las autoridades de Estados Unidos nos han dicho que están comprobando la precisión de la información publicada ayer y volverán a contactarnos los antes posible”, ha avanzado la jefa de la diplomacia europea., que ha dejado claro que no harán más comentarios sobre el caso hasta que cuenten con “más claridad sobre el asunto”.

“Los socios no se espían unos a otros”, ha declarado por su parte la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, en un evento público el domingo en Luxemburgo.

“No podemos negociar sobre un gran mercado transatlántico si hay la más ligera duda de que nuestros socios están llevando a cabo actividades de espionaje en las oficinas de nuestros negociadores”, ha añadido Reding en unas declaraciones entregadas a los periodistas por su portavoz.

También el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, ha defendido que “claridad, verdad y transparencia es lo que tenemos y deberíamos esperar de amigos y aliados”, en un twit: “Explicaciones de EEUU necesarias y urgente”, ha concluido en su twit.

La UE ya reclamó explicaciones a mediados de junio al fiscal general estadounidense, Eric Holder, por el espionaje a ciudadanos europeos en Internet con el programa PRISM durante la reunión ministerial UE-EEUU que se celebra en Dublín.

Holder aseguró entonces que el programa no es indiscriminado sino que se concentra en personas sospechosas de terrorismo o ciberdelincuencia y está sujeto a supervisión judicial y ambas partes acordaron crear un grupo de trabajo conjunto para “clarificar” cuestiones “pendientes”, según anunció Reding.

Anuncios