Endgame Syria: simulando la guerra en curso

Endgame Syria es un juego de simulación que combina turnos diplomáticos y militares, mediante los cuales el bando rebelde intentará conseguir apoyo internacional, reducir la influencia del régimen de Bashar al Assad y erosionarlo militarmente, en base a una mecánica de juego sencilla pero bastante eficaz. Se puede obtener gratuitamente para Android. Traducción del post: Javier Romero

Algunas noticias de interés sobre mundo de la simulación de conflictos

Rex Brynen, Simulations miscellany / PAXsims, 23 de enero, 2013

En un artículo titulado “Games, Claims and New Frames: Rethinking the Use of Simulation in Negotiation Education, recientemente publicado en el número 29 de Negotiation Journal (enero de 2013) Daniel Druckman y Noam Ebner estiman que las simulaciones de rol no son una forma especialmente efectiva de enseñar técnicas de negociación:

“Los profesores de negociación han considerado desde hace mucho el empleo de simulaciones de rol como un método de enseñanza esencial en clase, y han esperado grandes cosas con respecto a su idoneidad y eficacia didáctica. En este artículo reseñamos la literatura publicada para examinar en qué grado dichas simulaciones consiguen esos supuestos beneficios, y llegaron a la conclusión que las simulaciones sólo cuentan con ventajas limitadas con respecto a otros métodos didácticos”.

Por otra parte, sus investigaciones sugieren una muy superior eficacia didáctica cuando se pide a  los estudiantes que diseñen dichas simulaciones, en lugar de limitarse a participar:

“Hemos observado tres tendencias que han surgido a raíz de este proceso de reevaluación: mejorar la forma en que se ejecutan las simulaciones, quitando énfasis en el uso de simulaciones como herramientas de enseñanza al tiempo que se buscan nuevos métodos, y empleando usos para las simulaciones orientados a un cambio de paradigma. En relación a esta última tendencia, describiremos nuestros propios experimentos en los que asignamos a los estudiantes la tarea de diseñar sus propias simulaciones, en lugar de participar en ellas como jugadores de rol. Entre otras ventajas de este método de diseño, descubrimos que los diseñadores mejoraban mucho en aprendizaje de conceptos y en motivación en comparación con los jugadores de rol”

* * *

Y sin abandonar el tema de las revistas académicas, una fuente fiable me informa que el siguiente número de Middle East Journal contendrá un ensayo-reseña de juegos relacionados con Oriente Medio, que incluirá reseñas sobre cuatro juegos de tablero sobre conflictos en la región: Oil War-Iran Strikes, Persian Incursion, Battle of Baghdad, y Labyrinth.

* * *

Game The News ha editado recientemente Endgame: Syria, un juego sobre la sangrienta guerra civil que está librándose en aquel país. El juego está disponible como aplicación para Android, o puede jugarse online en la página web del diseñador del juego.

No obstante, no estará disponible en la tienda Apple, pues esta compañía rehusó venderlo en su tienda de aplicaciones. Como informa Michael Peck en Forbes:

 “… se dijo a la compañía que Endgame: Syria había sido rechazado debido a que sus normas internas “prohíben juegos dirigidos específicamente contra una raza o cultura específica, contra un gobierno real o corporación, o cualquier otra entidad del mundo real”, según una declaración oficial de Auroch Digital. Tomas Rawlings, el diseñador del juego, afirmó que “esperábamos que Apple aplicase estas normas de forma más matizada, pero nos comenzamos preocupar un poco después de que, pasadas dos semanas desde la presentación, no hubieran tomado una decisión. Entonces comprendimos que la posible controversia provocada por publicar un juego ambientado en una guerra que está teniendo lugar ahora podría suponerles un problema en caso de aprobar su publicación” No pudimos contactar con Apple para que comentase la noticia.

Podrán leer cobertura adicional de la decisión de Apple en The Guardian. Russia Today también publicó un reportaje sobre el juego, en el que se hacía una leve crítica de las implicaciones políticas del juego: 

Mientras tanto, en el blog  Political Violence @ a Glance, Erica Chenoweth (Universidad de Denver) nos ofrece algunos pensamientos de mayor calado sobre la cuestión:

1. El juego se supone que permite una aproximación a la ‘vida real’. ¿Por qué este enfoque supondría satisfacción para los jugadores? ¿Es porque quieren aprender a ser mejores rebeldes?

2.¡El juego fue desarrollado en dos semanas! Si este tipo de tecnología –en la que un servicio de agregación de noticias puede ser transformado en inteligencia artificial y luego re-empaquetado en forma de simulación de guerra civil en tiempo real –se demuestra de utilidad, se abre toda una amplia gama de posibilidades para grupos rebeldes y movimientos opositores en general. Hemos hablado en el pasado de las dificultades inherentes de la planificación estratégica para actores no –estatales: raramente tienen el tiempo, los recursos, los recursos humanos o el espacio disponible para simulaciones realistas. Pero si juegos como Endgame: Syria se hacen mucho más numerosos y muestran conflictos civiles que están teniendo lugar en la actualidad, las simulaciones podrían eventualmente llegar a ser substitutos comunes de los juegos de guerra profesionales.

Si esta última hipótesis se demuestra cierta, entonces se plantea una interesante cuestión en la que investigar: los juegos de guerra ¿podrían mejorar la actuación de los rebeldes en la guerra civil? Los gobiernos ciertamente parecen pensar que los juegos de guerra ayudan a mejorar la actuación militar de sus propias fuerzas. Pero todavía queda por ver si esta percepción se extenderá a la actuación militar rebelde. Intuyo que esto dependerá mucho del nivel de coordinación y de disciplina organizativa en el seno de los grupos rebeldes –cosa que brilla por su ausencia en Siria. Pero allí donde los grupos rebeldes están bien organizados, herramientas de fácil acceso como éstas podrían darles la oportunidad de adoptar enfoques más estratégicos –en lugar de meramente tácticos- en combate. Puedo por tanto comprender por qué Apple tenía dudas para aprobar el juego. 

4. Apple rechazó Endgame: Syria. ¿Se debe esto a problemas técnicos, o se debe a que no quieren poner su imagen de marca detrás de algo que entrena a la gente para que sean mejores rebeldes? Si es lo primero, entonces su rechazo no es una historia demasiado interesante. Pero si es lo segundo, he aquí un interesante ejemplo de una poderosa multinacional anticipándose a un riesgo moral antes de que éste se produzca.

* * *

Como pueden ver en mis comentarios en el blog de Erica, creo que Endgame: Syria tiene un valor limitado como newsgame, pues ilustra a sus jugadores acerca de algunas de las opciones estratégicas a las que se enfrenta la oposición. No obstante, tampoco es el tipo de juego que ayudaría a desarrollar pericia táctica, operacional u estratégica. Igualmente, aunque existen unos pocos juegos digitales que podrían mejorar la capacidad de librar una guerra (como Steel Beasts o Arma 2), no veo muchas evidencias de que esto haya sido nunca un factor significativo en guerras civiles contemporáneas, pese al frecuentemente citado (no sin cierta con sorna)  comentario de los rebeldes libios en Misrata en 2011 de que mejoraban sus capacidades combativas jugando a Call of Duty.

El libro de John Hunter World Peace and Other 4TH Grade achievements ya está disponible para reserva. Se publicará el 14 de abril.

En la clase de John Hunter, los estudiantes afrontan sin temor los problemas globales -y descubren sorprendentes soluciones- jugando el innovador juego de John Hunter World Peace Game. Esos chicos –desde instituto hasta 4º grado [9-10 años en el sistema educativo estadounidense], en escuelas ya sean bien equipadas o que carecen de muchas cosas- asumen los papeles de presidentes, líderes tribales, diplomáticos, y comandantes militares. Por medio de batallas y negociaciones, largos pulsos y cumbres, pugnan por resolver una secuencia de escenarios interconectados y de múltiples fases, desde proliferación nuclear a guerra tribal.

Ahora, Hunter comparte con nosotros relatos inspiradores fruto de más de treinta años enseñando con World Peace Games, revelando principios de exitosa colaboración que la gente de cualquier edad puede aplicar en todos los ámbitos. Nos ofrece a todos no sólo un informe que se anticipa al futuro desde las líneas del frente de la educación en América, sino también un generoso esbozo de un mundo que se inclina por la cooperación, en lugar de hacia el conflicto. En este libro profundamente lleno de esperanza, un educador visionario nos muestra lo que puede ser el futuro de la educación.

* * *

Robert Hosssal está considerando sobre los desafíos de desarrollar una simulación “universal” de insurgencias, en las que las variables locales pueden ser insertadas para así simular conflictos particulares. Pueden seguir la primera entrega de sus reflexiones sobre el tema aquí en su blog SmartWar.

Anuncios