Eslovaquia, o el talón de Aquiles de las economías de exportación

export_slovakia

Espectacular incremento de las exportaciones eslovacas. Fuente: Kushnir´s

Pravda, Bratislava, 20 de diciembre, 2012
Traducido, resumido y publicado originariamente por Presseurop

“Eslovaquia produce demasiado para el mundo’, opina Pravda. El diario explica que las exportaciones representan ya el 94% del PIB del país, una proporción que lo convierte en uno de los Estados miembros más exportador en la UE después de Malta, Luxemburgo y Hungría, y en uno de los países más abiertos al mundo en lo relativo a intercambios comerciales. El sector automovilístico sustenta la economía eslovaca. En 2012 se producirán 850.000 vehículos, lo que equivale a 157 por cada 1.000 habitantes. Pero el diario señala que,

Teóricamente estos dos récords deberían ser un motivo de alegría. Pero si se analizan más de cerca, descubrimos que nos plantean varios asuntos sobre los que reflexionar. Los dos demuestran una enorme dependencia y la vulnerabilidad de la economía.

Por lo tanto, el diario advierte del riesgo de convertirse en el Detroit del Este si un día desapareciera esta industria, es decir, un país con “ciudades fantasmas” como ocurrió en Estados Unidos.

Los economistas destacan que el crecimiento económico de Eslovaquia tan sólo se refleja en la teoría: no consigue reducir el paro ni llena las arcas del Estado. Los fabricantes de automóviles se benefician de un tipo impositivo bajo y puesto que la mayoría de la producción se exporta, Eslovaquia no percibe impuestos por las ventas. El país depende demasiado del comercio y produce muy poco para el mercado interno. Por consiguiente, explica Pravda,

no existe una fórmula para reducir rápidamente la apertura del mercado. La única vía consiste en crear condiciones favorables para las empresas locales y orientarse hacia ámbitos con más valor añadido.

Anuncios