Siria: el tercer bando en la guerra civil

Combatientes femeninas del YPG, con la bandera del PYD, en el norte de Siria. La kufiyya cubriendo el rostro es un elemento distintivo de las milicias kurdas del YPG, tanto para hombres como para mujeres. Las siglas YPG corresponden a: Yekîneya Parastina Gel, lo que se traduce por: Unidades de Defensa Popular.  Fotografía de Benjamin Hiller.

Informaciones que llegan desde Siria apuntan ya muy claramente que las milicias kurdas del PYD, el Partido de la Unión Democrática se están enfrentando activamente a las fuerzas del Ejército Sirio Libre. Según el corresponsal Daniel Iriarte, “se habla de una gran ofensiva del YPG-PKK contra los rebeldes sirios en Azaz, la principal ciudad kurda del oeste (y en la ruta hacia Alepo)”.

Pero el dato más dramático, al menos hasta el momento, es el de la muy reciente ejecución de una líder guerrillera kurda en la ciudad de Alepo, a manos de combatientes del ESL. Se trata de Şaha Aliabdo, también conocida como Nujîn Dêrîk (n. en 1970); la ejecución habría tenido lugar el pasado viernes, según el  Syrian Observatory for Human Rights. Siempre según esta fuente, la guerrillera habría sido capturada la semana anterior. Es de temer que el incidente haya sido una muestra del desagrado que provoca entre el creciente número de combatientes yihadistas en las filas rebeldes el tradicional alistamiento de mujeres combatientes por parte de las milicias kurdas.

Hasta el momento, las milicias del PYD habían mantenido una actitud neutral, entre el Ejército sirio fiel a Bashar al Assad y las fuerzas insurgentes agrupadas en el ESL y otras unidades independientes. Sin embargo, los incidentes han ido en crescendo, y  durante la semana pasada estallaron combates entre los kurdos y los rebeldes sirios en Alepo, dejando un saldo de treinta muertos. Eso hace temer la aparición de un tercer bando activo en la guerra civil siria. La ejecución de Dêrîk añade más temores de que la situación sea ya irreversible. La comandante tenía a su cargo la protección de los distritos de  Ashrafiyeh y Sheij Maqsud en la disputada ciudad siria.

Mientras tanto, Manuel Martorell explica en su blog que el gobierno regional kurdo de Arbil (en el Kurdistán iraquí) está formando y entrenando a un futuro Ejército kurdo para Siria.

“No se sabe exactamente cuántos son pero personas que viven en la zona de Dahok, una ciudad del norte de Irak próxima a las fronteras de Siria y Turquía, creen que pueden llegar a los 3.000. Son los jóvenes que están siendo entrenados por el Gobierno Regional del Kurdistán iraquí, con capital en Arbil, con el objetivo de crear una fuerza armada que, en el momento adecuado, pueda defender una hipotética autonomía kurda en Siria” – escribe. En Arbil no se niega esta información. De hecho, el mismo presidente Masud Barzani lo reconoció públicamente durante una entrevista a la cadena de televisión Al Yazira.

El problema radica en que las fuerzas que organiza y financia el gobierno de Arbil son políticamente opuestas a las del YPG, afines al PKK que combate contra los turcos desde hace casi treinta años. De hecho, se sospecha que las topas procedentes de Arbil tendrían como misión principal neutralizar a las unidades del YPG cuando cayera el régimen de Bashar al Assad. y se produjera el consiguiente vacío de poder en Siria. Por el momento, el YPG ha creado tres brigadas de combate: la primera en Qamisli, la segunda en Afrin (NW de Alepo) y la tercera en la localidad de Kobani. No se conoce con precisión de la entidad real de las “brigadas” del YPD.

Dos milicianas del YPG vigilan un acceso viario en Qamishli

A continuación, sigue una lista de artículos relativos a la insurgencia kurda en Siria y sus progresivas tensiones con las fuerzas rebeldes (la mayoría correspondientes al pasado mes de octubre), reunidas por Kurd.net

Anuncios