Corea del Norte – Utopía de hormigón

“Todos los arquitectos tienen que imbuirse plenamente de la inmortal idea Juche y su encarnación, la línea y la política de nuestro Partido, y estudiar profunda e integralmente la idea y teoría arquitectónica jucheana del estimado Líder y el Partido, para convertirlas en parte de sus huesos y carne y tomarlas como única guía para sus actividades”. La sentencia está extraída del tratado titulado El Arte Arquitectónico, firmado por Kim Jong Il, que cualquier aspirante a arquitecto en Corea del Norte está obligado a interiorizar y aplicar a rajatabla.

Su creatividad nunca puede extenderse más allá de los contornos del pensamiento Juche, pero el cometido que les encarga el Partido del Trabajo de Corea, el Partido con mayúscula, no es residual: confeccionar un sello arquitectónico propio, único e inexportable a otras latitudes. Un estilo inequívocamente socialista y, a la vez, genuinamente coreano. Para un régimen fervientemente nacionalista, en muchos sentidos incluso aislacionista, que se proclama soberano y autosuficiente en lo ideológico, en lo político, en lo económico y en lo militar, configurar un estilo singular e intransferible representa un deber inexcusable. Un estilo que, además, debe hacer honor a la grandeza que el régimen pretende irradiar.

El propósito de este libro es examinar la vinculación de la arquitectura norcoreana con el credo dominante y analizar desde diferentes perspectivas los frutos que esta combinación ha dado en forma de creaciones arquitectónicas, básicamente en Pyongyang, durante la Era Juche, entendida como el periodo que abarca desde que Kim Il Sung tomó el poder, en 1945, hasta la actualidad. Para ello, el trabajo se propone responder a diferentes preguntas. ¿Cuál ha sido la evolución histórica de la revolución arquitectónica en Corea del Norte desde el fin de la Segunda Guerra Mundial? ¿Hasta qué punto la arquitectura norcoreana está sometida a la idea Juche y cómo se plasman en la práctica sus principios? ¿Qué misión se asigna a los intelectuales y, más concretamente, a los arquitectos? ¿Juegan realmente un papel significativo los Líderes en la planificación urbanística y la definición estilística? ¿Qué objetivos hay detrás de la deslumbrante monumentalidad de sus obras? Y finalmente: ¿existe realmente una arquitectura jucheana o se trata simplemente de una variante más de la arquitectura soviética?

Es limitadísimo el número de publicaciones occidentales que, hasta la fecha, han investigado de manera más o menos exhaustiva todas estas cuestiones, por lo que este libro quiere contribuir a mitigar un vacío bibliográfico que parece inexplicable si se tiene en cuenta lo llamativo del caso norcoreano: un país pequeño, con escasos recursos y que quedó completamente arrasado por la Guerra de Corea (1950-1953), pero que sin embargo ha podido transformar su capital en una de las urbes con más construcciones monumentales por habitante. Es en Pyongyang donde se encuentran uno de los obeliscos más altos del mundo, el arco de triunfo de mayores dimensiones, el estadio oficialmente con mayor aforo o el que, si se hubiesen terminado las obras cuando tocaba, en 1989, se habría convertido en el hotel de mayor altura, curiosamente, en una de las ciudades del globo con menor afluencia de turistas.

Para tratar de responder a estas preguntas, el ensayo se estructura en dos grandes bloques. El primero explora la historia de la construcción en Corea del Norte, desde 1945 hasta hoy, en busca de los acontecimientos más relevantes de la revolución arquitectónica jucheana, situándolos en su correspondiente contexto histórico. En este análisis contextualizado, se buscan posibles conexiones entre la evolución de la construcción, la situación política y económica del país, los nexos con sus teóricos aliados chinos y soviéticos y las tensiones con sus enemigos jurados: Corea del Sur, Japón y EEUU.

En un segundo bloque más analítico se disgregan las características del arte arquitectónico norcoreano. Primero, se describe detenidamente la idea Juche, su aplicación a la arquitectura, el papel protagonista que desempeñan los Líderes y la misión encomendada a los profesionales del sector. En el segundo apartado se examinan los estilos utilizados y las influencias de las que se nutren y, por último, se profundiza en los ejemplos más representativos de la arquitectura jucheana. En resumen, el libro pretende ser una aproximación integral, desde múltiples ángulos, a la construcción en Corea del Norte. En la página web: www.nkarchitecture.com creada por los autores para ampliar y actualizar periódicamente la información sobre arquitectura y urbanismo norcoreanos, se pueden encontrar todas las imágenes que ha sido imposible publicar.

Jelena Prokopljević

Datos del libro:Título: Corea del Norte, utopía de hormigón

Subtítulo: Arquitectura y urbanismo al servicio de una ideología

Autores: Roger Mateos Miret y Jelena Prokopljević

Editorial: Muñoz Moya Editores

Publicación: marzo de 2012

Extensión: 274 páginas

Presentado en Casa Asia el jueves, 19 de abril se 2012

Panorámica de la ciudad de Pyongyang

Anuncios