Relevo en el ISI

En el extremo izquierdo, con gafas oscuras: el general Zahirul Islam. Cualquier relevo en la cúpula de ISI es una noticia de alcance internacional, y no sólo por la importancia e influencia intrínseca de ese servicio de inteligencia, sino por el potencial nuclear de Pakistán, única potencia musulmana con armamento atómico.  En este sentido, el antecesor del nuevo jefe, Ahmed Shuja Pasha, podría pasar a dirigir la División de Planes Estratégicos, de la cual depende el armamento nuclear pakistaní. A partir de aquí, se plantea un paradójico resultado frente a Washington, dado que según algunas fuentes Ahmed Shuja Pasha jugaría un papel favorable hacia los EEUU en su nuevo destino, mientras que para otros analistas, sería  el general Zahirul Islam a quien desean ver los americanos al frente del ISI. Los mensajes y guiños se entrecruzan y todo parece indicar que si bien los relevos en los departamentos más sensibles de la defensa paquistaní podrían obedecer a las fuertes presiones americanas, la cúpula militar y de inteligencia paquistaní no renuncia a jugar su propia carta, en el último momento, sin renunciar a quedar bien con Obama.

El Gobierno paquistaní nombra al general Zahirul Islam nuevo jefe del ISI
Nueva Delhi, EFE – 09 de marzo de 2012

El Gobierno de Pakistán nombró hoy al teniente general Zahirul Islam como nuevo jefe de la principal agencia de los servicios secretos del país, el ISI.
La decisión fue anunciada en un escueto comunicado por la oficina del primer ministro, Yusuf Razá Guilani, que es el encargado de formular el nombramiento tras recibir propuestas de la cúpula de las Fuerzas Armadas paquistaníes y consultar al presidente del país.


Islam, que ya desempeñó el cargo de subdirector del ISI y actualmente comandaba al cuerpo del Ejército en la metrópoli sureña de Karachi, sustituye al general Ahmed Shuja Pasha, sobre cuya destitución se ha estado rumoreando durante meses.
Pasha ha estado al frente de esta poderosa institución desde septiembre de 2008, gracias a dos extensiones de mandato que fueron justificadas en virtud del beneficio de la continuidad en la estrategia de la lucha contra el terrorismo.
Sin embargo, su permanencia en el cargo fue muy cuestionada a raíz de la operación unilateral de comandos de EEUU que acabó con la vida del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama Bin Laden, el pasado mayo en la ciudad paquistaní de Abbottabad, cerca de Islamabad.
El aparato de seguridad paquistaní recibió duras críticas por no reaccionar a la violación de su soberanía durante el ataque, a lo que se sumaron las denuncias en la prensa occidental por la supuesta cobertura que el ISI ofreció al líder de Al Qaeda.
Según la prensa paquistaní, el nuevo jefe de los servicios secretos es una persona “disciplinada” y “abnegada”.
“Es una persona con experiencia. El cuerpo de Karachi (en el que servía Islam) es importante. Es la ciudad más grande del país, en ella se producen muchos arrestos de miembros de Al Qaeda”, valoró a Efe Humayún Khan, de la Universidad Nacional de Defensa.
El nombramiento de Islam llega en medio de una crisis institucional en Pakistán y en uno de los peores momentos en la relación entre Islamabad y Washington y entre sus respectivos servicios secretos.
El Gobierno paquistaní está enfrentado con el Tribunal Supremo, que quiere que pida a Suiza que reabra una causa de corrupción que afecta a la cúpula del partido gobernante.
El Ejecutivo mantiene además una difícil relación con el Ejército, sobre el que se ha especulado con insistencia en los últimos meses que quería dar un golpe de Estado.
Las Fuerzas Armadas paquistaníes, cuyos generales nutren tradicionalmente la jefatura del ISI, han detentado el poder durante más de la mitad de la historia de Pakistán desde su independencia del Imperio Británico, en 1947.

RFE/RL ofrecía,  hace pocas horas una foto más clara del general Zahirul Islam

Anuncios