Grecia: castigo sin redención. Seleccionados, 14.02.2012

Atenas, febrero de 2012: unos manifestantes intentan cegar a la policía antidisburbios con rayos láser. Fuente: colección de fotos de las protestas en The Atlantic

El asesinato de Grecia

Traducción: Javier Romero, historiador

Por Delusional Economics, quien, horrorizado ante el nivel de los comentaristas económicos de Australia, está decidido a contrarrestar el flujo diario de propaganda interesada y dar un contrapunto equilibrado. Extraído de MacroBusiness.

Como ya sabrán probablemente, el parlamento griego, si es que todavía se le puede llamar así, ha aprobado la ley de austeridad. De la noche a la mañana, Atenas ha estallado en protestas: un número estimado de 80.000 personas han tomado las calles y cerca de 30 edificios han sido incendiados.

Todos los parlamentarios del KKE, Syriza e Izquierda Democrática votaron no, así como 21 parlamentarios de Nueva Democracia y 13 miembros del Pasok. Los parlamentarios del Laos también votaron no, estando su líder ausente. Todos los parlamentarios de Alianza Democrática, excepto uno, votaron sí.

En el momento de escribir estas líneas, las repercusiones políticas están en plena efervescencia: Antonis Samaras ha expulsado a 21 parlamentarios de su partido y Georgios Papandreu ha hecho lo mismo: un total de 43 parlamentarios han sido cesados.

Un caos absoluto
Lo que hace que esta situación sea completamente surrealista son las cifras. La deuda griega era de aproximadamente 260.000 millones de euros en 2008. El primer rescate fue de 110.000 millones de euros, mientras que el actual, el que parece estar destrozando al país, es de 130.000 millones. Tras añadir la participación del sector privado y recortes por valor aproximado de 100.000 millones (tras deducir corruptelas) llega uno a la conclusión de que Europa podría haber pagado la factura entera en 2008 y ahorrarse 80.000 millones de euros. De acuerdo, es una forma de exponerlo extremadamente simplista, pero ayuda a comprender mi punto de vista.

Ahora, 340.000 millones de euros más tarde, Grecia sigue teniendo una deuda inmanejable, está en una posición mucho peor que tres años atrás y parece que el país se desmorona.

Por lo tanto, lo que han hecho los políticos griegos y demás eurócratas ha sido básicamente tomar un problema de 250.000 millones de euros y convertirlo en un problema existencial de un billón de euros. Aún peor, su negativa a trabajar en equipo y sus erróneas políticas basadas en la “contracción fiscal expansionista” han dejado caer a Grecia en una depresión que amenaza con contagiarse a otras economías débiles. Y a pesar de todo, no veo ningún dato en la actualidad que sugiera que el país sea en algún aspecto más competitivo ahora de lo que lo era hace tres años.

Siendo ese el caso, la idea de que esos recortes y rescates llevarán de algún modo a Grecia a tener una ratio deuda/PIB de 120% en 2020 parece tan errónea como las políticas iniciales.

Entonces, ¿qué va a ocurrir ahora?

Bien, todavía hay algunos obstáculos.La UEtiene pendiente aprobar el rescate, y aún está por ver si los partidos políticos podrán afrontar las consecuencias catastróficas del acuerdo, dado que está previsto que se celebren elecciones en dos meses.

Si ignoramos todos esos problemas, además del hecho de que el sistema bancario europeo está encogiéndose, que Portugal sufre de problemas similares y que España es el gran problema del que nadie quiere hablar, entonces durante los próximos meses veremos retornar cierta estabilidad a los mercados financieros. Si tal cosa ocurre, Europa tendrá una oportunidad para implementar al fin una solución permanente y creíble.

O al menos hasta que Grecia o algún otro país periférico sugiera que necesita otro rescate.

Artículos seleccionados

La enfermedad que sufre Grecia produce un sarpullido de pegatinas de letras rojas sobre fondo amarillo. Apenas hay calle que se libre y cada día se extienden más. Como una peste. En ellas se lee: Se alquila. Se vende. Se alquila. Se alquila. Se vende.

Grecia, dos años en el quirófano – Cinco Días, 14 de febrero, 2012

Grecia lleva siendo desde hace más de un año el riesgo europeo por excelencia. La posibilidad de quiebra planea sobre el Viejo Continente, pero cuando parece que todo está a punto, las autoridades helenas relajan sus posiciones y acaban cediendo a las condiciones que impone la troika.

Grecia da un paso históricoLa Vanguardia, 14 de febrero de 2012

LA aprobación por parte del Parlamento griego del duro plan de ajuste exigido por la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) supone un paso muy importante para resolver la crisis de la deuda soberana, cuya complejidad y dificultad es evidente tanto en materia social y económica como política, especialmente en la república helena.

Atenas despierta entre cenizas tras ira popularHeraldo, 13 de febrero, 2012

Atenas despertó este lunes bajo una ligera y triste llovizna que parecía lamentar los destrozos causados el domingo durante los violentos disturbios, producidos tras la multitudinaria manifestación que cristalizó el descontento popular por la aprobación del acuerdo con la troika. 

Who runs Greece? – RT, February, 14, 2012

Who will benefit from the new set of Greek austerity measures, which got a violent response from the crowd on Sunday? Author and consultant Adrian Salbuchi says it’s the bankers, who are responsible for the economic downturn in the first place

El Gobierno griego confirma que habrá elecciones anticipadas en abrilEl País, 13 de febrero, 2012

Grecia celebrará elecciones anticipadas en abril, tal y como estaba previsto, según ha confirmado el Gobierno interino dirigido por Lukas Papademos, que sale así al paso de algunas voces que pedían un aplazamiento de los comicios.

De cómo los griegos perdonaron a los alemanes su deuda – DW.de, 29 de noviembre, 2011

La mayoría de los alemanes se niega a seguir ayudando a los griegos. Pocos saben que Grecia ayudó, en parte, a Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Greece A Warning to All – Online Forex Trading, February, 13th, 2012

The questions arose again after the dismal euro zone financial minister summit meeting last week. The tension increased over the weekend. When the Greek Parliament passed another required series of austerity cuts on Sunday, the streets in Athens rose in flames and violence.

A pesar de un título algo desafortunado que nos sugiere un libro sobre conspiraciones fantásticas, lo cierto es que su autor,  Marc Roche (Bruselas, 1951) es corresponsal de Le Monde en Londres, lo cual le confiere solvencia a la obra.  El primer capítulo  (pags. 19-27) está dedicado a explicar cómo Goldman Sachs ayudó al gobierno griego a camuflar la deuda griega desde 2001, gracias a la habilidad de Addy Loudiadis

Anuncios