Euro: no hay mal que por bien no venga para Rusia

Billetes de rublo ruso. El tono tranquilizador del artículo apenas esconde la preocupación que causa en Rusia el deterioro de la eurozona, que podría llevar a una desconexión, ni que fuera temporal, de su principal cliente e inversor. Pura y simplemente, las consecuencias del hundimiento del euro en un plazo breve, podrían ser incalculables para terceros países e incluso potencias como Rusia. Mientras tanto, la deserción del euro no se presenta aquí como una noticia desastrosa, en parte porque se cree temporal.; pero también porque, caso de quiebra de la moneda única europea, el impacto en las cuentas rusas quedaría, ni que fuera mínimamente, atenuado. Si esto se ve realmente así sería una muy mala noticia, otra más, para el euro.

Andrei Vaisman, Russia Beyonf the Headlines, 30 de Noviembre, 2011

Los picos  en los rendimientos de los  eurobonos han convencido a los inversores de que Grecia es sólo la punta del iceberg, y que las economías más importantes, como Italia y España pueden ser los siguientes. Echando más leña al fuego están los rumores de que Alemania podría retirarse de la zona euro.

Rusia no puede mantenerse al margen de estos problemas. Los bancos rusos serán las primeras víctimas, ya que son socios de los bancos europeos que ya han sido duramente golpeados por la crisis de la deuda. El rendimiento de los préstamos y las instituciones financieras rusas ya se ha deteriorado notablemente. Y Rusia es seguro que sufre de la inestabilidad general causada por el problema de la deuda soberana europea.

Europa es el principal socio comercial de Rusia. El comercio de Rusia con la UE ascendió a 254.8 mil millones de dólares, de enero a agosto de 2011, lo que representa la mitad del comercio exterior del país. Es fácil ver las consecuencias negativas de la caída inevitable en las compras europeas de productos rusos, incluidos los productos básicos, y sobre todo, el gas..

Los inversores no pueden permitirse el lujo de ignorar estos factores. No es de extrañar que la huida de capitales  vaya  en aumento en Rusia. Ascendió a $ 13 mil millones de dólares sólo en septiembre y un total de 49.4 mil millones de dólares  entre enero y septiembre, según el Banco Central. Este mes, el Banco Central casi duplicó su pronóstico en relación a la huida de capitales para el año 2011 a 70 mil millones de dólares USA. La causa subyacente no es sólo la crisis de la deuda, sino también la volatilidad de los mercados.

El director de la empresa asociada para las transacciones del mercado financiero, Andrey Mordavchenkov, tiene una visión pesimista de la situación: “Los inversores occidentales tienden a retirar dinero de Rusia para remendar los agujeros en las economías de sus países y empresas. Si esto ocurre, veremos una nueva oleada de capitales en fuga ”

Sin embargo, las opiniones de los expertos rusos varían, sin embargo. Mijail Kozakov, director de  mercados financieros en la sociedad de inversión Grandis, afirma: “A medio plazo, Rusia es un destino de inversión más atractivo que los mercados desarrollados. Y además, tenemos una carta de triunfo en la forma de nuestros productos. Con la situación de cambio de divisas tan incierto como las perspectivas de los países económicamente desarrollados, el mercado de productos básicos es cada vez más interesante, al menos para el capital especulativo “.

No escapan a la atención de los inversores otros factores positivos. A pesar del estado de ánimo general de la recesión en Rusia, la economía del país está llevando a cabo de una manera moderadamente positiva. De acuerdo con el Comité Estatal de Estadística (Goskomstat), la producción industrial aumentó en un 5.1% de enero a octubre y el PIB en el tercer trimestre se espera que crezca por un 4.8% estimado.

“Cuando los tiempos son difíciles, los inversores 
 
siempre buscan mercados alternativos”, dijo Georgy Aksyonov, analista de la empresa comercializadora de red. “Creo que el mercado ruso, que forma parte del grupo de los BRIC, y sigue creciendo, aunque 
sea a un ritmo más lento en los últimos años, puede ser prometedor en la presente  situación.”

Otro motivo de optimismo es que, en la situación actual, la moneda única europea no cae en picado, como muchos predijeron: en el momento de la impresión, el tipo de cambio euro / dólar no ha vuelto a caer por debajo de 1,30 desde enero de este año.

También hay que señalar que la crisis de deuda en Europa está cambiando la actitud de los mecanismos de protección, tales como los bonos del gobierno. Los inversionistas hoy en día están cambiando claramente su enfoque dela deuda soberana  a la corporativa. Esta es una buena noticia para Rusia, ya que las empresas rusas son mucho más baratas que sus homólogos occidentales.

Las autoridades financieras de Rusia parecen ser optimistas. Sergey Shevtsov, vice-presidente del Banco Central, no prevé ninguna amenaza seria a la economía nacional, aunque admite que la crisis podría llevar a una escasez de liquidez.

“Esperamos que alcance un pico máximo hacia mediados de diciembre y, posteriormente, el presupuesto será el desembolso de forma activa”, dijo al margen de una conferencia financiera internacional patrocinado por Sberbank.

“El déficit de liquidez crecerá, pero  en conjunto no creará problemas para el sector bancario y la economía en general.”

Los picos  en los rendimientos de los  eurobonos han convencido a los inversionistas de que Grecia es sólo la punta del iceberg, y que las economías más importantes, como Italia y España puede ser el próximo en línea. Echando más leña al fuego son los rumores de que Alemaniapodría retirarse de la zona euro.

Rusia no puede estar al margen de estos problemas. Los bancos rusos serán las primeras víctimas, ya que son socios de los bancos europeos que ya han sido duramente golpeados por la crisis de la deuda. El rendimiento de los préstamos del ruso y las instituciones financieras ya se ha deteriorado notablemente. Y Rusia es seguro que sufre de la inestabilidad general causada por el problema de la deuda soberana europea.

Europa es el principal socio comercial de Rusia. El comercio de Rusia con la UE ascendió a 254.8 mil millones de dólares, de enero a agosto de 2011, lo que representa la mitad del comercio exterior del país. Es fácil ver las consecuencias negativas de la caída inevitable en las compras europeas de productos rusos, incluidos los productos básicos, y el gas por encima de todo.

Los inversores no pueden permitirse el lujo de ignorar estos factores. No es de extrañar que la huida de capitales  vaya  en aumento en Rusia. Ascendió a $ 13 mil millones de dólares sólo en septiembre y un total de 49.4 mil millones de dólares  entre enero y septiembre, según el Banco Central. Este mes, el Banco Central casi duplicó su pronóstico en relación a la huida de capitales para el año 2011 a 70 mil millones de dólares USA. La causa subyacente no es sólo la crisis de la deuda, sino también la volatilidad de los mercados.

El director de la empresa asociada para las transacciones del mercado financiero, Andrey Mordavchenkov, tiene una visión pesimista de la situación: “Los inversores occidentales tienden a retirar dinero de Rusia para remendar los agujeros en las economías de sus países y empresas. Si esto ocurre, veremos una nueva oleada de capitales en fuga ”

Las opiniones de los expertos rusos varían, sin embargo. Mijail Kozakov, director de  mercados financieros en la sociedad de inversión de capital Grandis, afirma: “A medio plazo, Rusia es un destino de inversión más atractivo que los mercados desarrollados. Y además, tenemos una carta ganadora en la forma de nuestros productos. Con la situación de cambio de divisas tan incierto como las perspectivas de los países económicamente desarrollados, el mercado de productos básicos es cada vez más interesante, al menos para el capital especulativo “.

No escapan a la atención de los inversores otros factores positivos. A pesar del estado de ánimo general de la recesión en Rusia, la economía del país está comportándose de una manera moderadamente positiva. De acuerdo con el Comité Estatal de Estadística (Goskomstat), la producción industrial aumentó en un 5.1% de enero a octubre y el PIB en el tercer trimestre se espera que crezca por un 4.8% estimado.

“Cuando los tiempos son difíciles, los inversores 
 
siempre buscan mercados alternativos”, dijo Georgy Aksyonov, analista de la empresa comercializadora de red. “Creo que el mercado ruso, que forma parte del grupo de los BRIC, y sigue creciendo, aunque 
sea a un ritmo más lento en los últimos años, puede ser prometedor en la presente  situación.”

Otro motivo de optimismo es que, en la situación actual, la moneda única europea no cae en picado, como muchos predijeron: en el momento de la impresión, el tipo de cambio euro / dólar no ha vuelto a caer por debajo de 1,30 desde enero de este año.

También hay que señalar que la crisis de deuda en Europa está cambiando la actitud de los mecanismos de protección, tales como los bonos del gobierno. Los inversores hoy en día están cambiando claramente su enfoque de la deuda soberana  a la corporativa. Esta es una buena noticia para Rusia, ya que las empresas rusas son mucho más baratas que sus homólogos occidentales.

Las autoridades financieras de Rusia parecen ser optimistas. Sergey Shevtsov, vice-presidente del Banco Central, no prevé ninguna amenaza seria a la economía nacional, aunque admite que la crisis podría llevar a falta de liquidez.

“Esperamos que alcance un pico máximo hacia mediados de diciembre y, posteriormente, el presupuesto será el desembolso de forma activa”, dijo al margen de una conferencia financiera internacional patrocinado por Sberbank.

“El déficit de liquidez crecerá, pero  en conjunto no creará problemas para el sector bancario y la economía en general.”

Anuncios