Se agrava la tensión en el Kurdistán

Fuerzas del Sepah (Guardianes de la Revolución Islámica) en la reciente ofensiva contra combatientes del PJAK (Partido para la Vida Libre del Kurdistán) 

Ayer al mediodía, Daiel Irirate Olalla enviaba al foro de Eurasian Hub  información sobre la situación de alarma creciente en el Kurdistán. “Los iraníes han obtenido autorización del Gobierno Regional del Kurdistán para penetrar hasta siete kilómetros en territorio iraquí en sus operaciones contra el PJAK” –escribía. Y a continuaba.  “Es probable que los turcos estén negociando algo similar, porque llevan semanas hablando de una posible invasión terrestre de los montes Kandil, retrasada hasta “después de Ramadán”. El PKK/PJAK, en todo caso, le está viendo las orejas al lobo: ambas organizaciones dicen que “lucharán juntas” contra Irán, y horas después, el PJAK anunciaba un alto el fuego en su web.

No es la primera vez que las fuerzas armadas turcas e iraníes coordinan esfuerzos en ataques de pinza contra el PKK/PJAK. Sin embargo, y dada al inestabilidad en toda la zona MENA, esta vez podríamos estar ante una situación sintomática de una nueva ecuación política, dada la inestabilidad en toda la zona MENA, incluyendo la tensa situación diplomática entre Israel y Turquía.

Incluimos a continuación el reportaje en el que desarrolla estas informaciones.

Irán lanza su  propia ofensiva contra la guerrilla kurda en el Norte de Irak

Un acuerdo entre Teherán y el gobierno kurdo en Irak permitirá a las tropas iraníes cruzar la frontera para eliminar las bases guerrilleras. 

DANIEL IRIARTE / Estambul, 5 de septiembre, 2011 –  Irán está llevando a cabo una operación militar en la frontera iraquí contra las bases del PJAK, la facción iraní de la guerrilla kurda del PKK. La emisora estatal iraní IRIB ha informado de que, a lo largo de este fin de semana, cientos de Guardianes de la Revolución han eliminado o herido a una treintena de guerrilleros, durante una ofensiva para limpiar la zona fronteriza de Sardasht.

Pero la operación podría ir aún más lejos en los próximos días. Según el diario turco “Today’s Zaman”, el gobierno iraní ha firmado un acuerdo con el Gobierno Regional del Kurdistán, la administración regional kurda del norte de Irak, que permite a las tropas iraníes penetrar hasta siete kilómetros en territorio iraquí para atacar las bases guerrilleras. Se cree que el ejército turco está preparando también su propia invasión terrestre, con el mismo fin, en las próximas semanas.

La guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que lleva combatiendo contra el estado turco desde 1984, estableció sus bases en el norte de Irak tras la guerra del Golfo. El desplome del ejército iraquí tras el derrocamiento de Saddam Hussein, además, le permitió hacerse con grandes cantidades de armamento, tanto ligero como pesado. En 2004 se creó el Partido para una Vida Libre en el Kurdistán (PJAK), que lucha por la causa kurda en Irán, aunque ambos grupos son parte de una misma organización.

Los guerrilleros se han beneficiado de la incapacidad, cuando no tolerancia, de la administración regional del Kurdistán iraquí, que es consciente de la simpatía que aquellos despiertan entre los kurdos de Irak. Por ello, en los últimos meses, tanto el gobierno turco como el iraní han decidido atacar los santuarios de la guerrilla en territorio iraquí, sin contar con el permiso de las autoridades regionales.

A mediados de julio, los Guardianes de la Revolución aseguraron haber eliminado tres campamentos del PJAK en Irak. Del mismo modo, la fuerza aérea turca afirma haber matado a casi dos centenares de combatientes kurdos en la campaña de bombardeos que desde hace un mes castiga las montañas Kandil, donde se encuentran las bases de la guerrilla, y que todavía continúa.

Protestas de las autoridades kurda

Estas intervenciones unilaterales han provocado algunas tímidas protestas de las autoridades kurdas de Irak, que lo consideran una violación de su soberanía. Pero esto podría estar cambiando. De acuerdo con “Today’s Zaman”, esta semana una delegación encabezada por Nechirvan Barzani (el sobrino del presidente del GRK Massud Barzani, y él mismo una alta autoridad en aquella administración) visitó Irán y se reunió con el presidente Mahmud Ahmadineyad para tratar esta cuestión. Posteriormente, la comitiva se dirigió a Turquía, donde discutieron el mismo asunto.

El primer signo de la importancia de estas reuniones ha sido el bloqueo de las rutas de suministro que la guerrilla utiliza para abastecerse en territorio iraquí, así como las vías de escape en caso de ofensivas transfronterizas. El cambio de actitud en las autoridades del Gobierno Regional del Kurdistán podría significar un golpe devastador para los guerrilleros kurdos, hasta el punto de que el veterano reportero y analista Mümtazer Türköne ha llegado a asegurar que la alianza entre Turquía, Irán y el GRK “podría terminar con los 27 años de existencia del PKK”. En una columna titulada “El PKK ha perdido la guerra”, el periodista turco afirma que “el juego se ha terminado. El PKK está aislado y no tiene otra opción que rendirse”.

Mientras tanto, la guerrilla continúa con sus acciones. Este fin de semana, dos soldados y dos guardias rurales murieron en ataques del PKK en el sureste de Turquía en dos incidentes separados, en las regiones de Tunceli y Hakkari. En represalia, ayer la fuerza aérea turca volvió a bombardear las montañas Kandil, en territorio iraquí, donde se encuentran las bases de la guerrilla.

El PKK ha matado a medio centenar de miembros de las fuerzas de seguridad en el último mes y medio. Por su parte, Human Rights Watch afirma que los bombardeos transfronterizos han provocado la muerte de al menos diez civiles inocentes. En un informe publicado hace dos días, la ONG señala que “los residentes y funcionarios iraquíes aseguran que muchas de las áreas atacadas son totalmente civiles y que no están siendo usadas por grupos armados”.

Daniel Iriarte

Anuncios