Los tanques del verano: Moscú, agosto de 1991

Una fotografía poco conocida del “Putsch” del 19 agosto de 1991. Ilustra muy bien cómo se desarrolló el golpe y por qué fracasó: columnas de carros de combate, detenidos y prácticamente embotellados en una calle moscovita, mientras la multitud pasa a su lado, indiferente y fastidiada, camino de sus quehaceres cotidianos, bajo una fina llovizna de verano. Hubo otras fotos, gloriosas algunas: grupos de ciudadanos, más bien exiguos, ensayando alguna protesta activa; Yeltsin subido a un carro de combate, deslegitimando la intentona. Pero esta que ofrecemos aquí resalta el encharcamiento de una operación mal planeada, carente de energía y, sobre todo, de convencimiento, muerta antes de nacer.

Anuncios