Rusia y los árabes

Al hilo de un intercambio de post con Javier Morales (Complutense) sobre el impacto de la “Primavera Árabe” en Rusia, hemos considerado que podría tener su interés recordar el libro de Yevgeni Primakov, Russia and the Arabs, publicado en 2009. Primakov fue uno de los primeros ases de la nueva diplomacia e inteligencia rusas a lo largo de los años noventa, por lo cual sus apreciaciones personales sobre el papel de la extinta URSS en Oriente Medio cobran una destacada relevancia. En efecto, el libro es un repaso a los acontecimientos en ese rincón del mundo a lo largo de los últimos cincuenta años. Es, a ratos, una percepción rusa de lo acontecido -lo que incluye a las potencias occidentales- desvelando a veces (no siempre) el protagonismo soviético en todo ello. De especial interés resultan los apartados que se dedican a las relaciones de Moscú con el recientemente independizado Estado de Israel, y cómo impactó ello en la cúpula política de la Unión Soviética; y aquí Primakov incluye algunos interesantes telegramas. Pero el autor no se queda ahí, y continúa analizando las relaciones con los mandatarios israelíes, hasta llegar a Netanyahu, incluyendo en el libro muchas apreciaciones de primera mano.

Por lo demás, Primakov aporta una visión muy nueva para los occidentales sobre el “fenómeno Saddam Hussein” y desvelando los manejos americanos en torno al mandatario iraquí, desde antes de su llegada al poder hasta su misma ejecución, en 2006.¿Habla también de Gadafi? Lo hace, aunque más bien en el contexto de la política estadounidenses hacia Libia, donde de nuevo reaparece el protagonismo israelí.

Arafat, el problema kurdo,  Líbano, la “causa perdida del comunismo” en el mundo árabe, las guerras de Oriente Medio, la génesis del terrorismo en esa misma zona, y un jugoso capítulo final titulado: “El futuro de Oriente Medio”. Y que inicia de esta forma: “Un pesimista, se dice, es un optimista bien informado.Pero yo no desearía ser clasificado como un pesimista, incluso considerándome a mi mismo  bastante bien informado sobre la situación en Oriente Medio”.   Y a partir de ahí, Primakov nos habla de Irán como potencia nuclear, de Hamas, de Líbano y del nuevo papel de la religión en toda la zona.

En definitiva: un libro ágil, bastante más absorbente de lo que pudiera parecer a simple vista, y apto para ser leído de principio a fin, con el premio final de una visión original de ese Oriente Medio que nos han enseñado a ver sólo desde una determinada óptica.

Anuncios