The Party, by Richard McGregor

Aparecido en las librerías este mismo verano,The Party causó sensación entre los sinólogos y todos aquellos que se interesan por la nueva superpotencia. La imagen que ya nos hemos forjado de China como un país capitalista apenas controlado por un Partido Comunista de cartón piedra, es falsa. En la excelente web de Zai China podemos leer sobre la obra de Richard McGregor, que trabajó allí diez años como corresponsal de prensa: “El autor presenta a un Partido Comunista (PCCh) que se mueve en la sombra, pero que sigue funcionando con una estructura leninista y mantiendo el control sobre todos los sectores más importantes del país. El libro pone múltiples ejemplos, uno de ellos el de los abogados: “45.000 de los 150.000 abogados registrados en China hasta mayo de 2009 eran miembros del Partido. Casi todas las firmas legales, más del 95%, tienen comités de partido que calculan sus pagas no sólo según su trabajo legal, sino también según su lealtad al partido”. El PCCh ha rebajado su perfil, parece casi invisible, pero cuando uno investiga quiénes son los que toman las decisiones, él está detrás de casi todas. “El Partido es como Dios, está en todas partes, pero no puedes verle”, dice un profesor universitario a forma de resumen. Lean una completa y controvertida reseña pulsando AQUÍ

Anuncios